Estas son las últimas fotos que publicó la familia que murió intoxicada en Juárez, NL

La tragedia ocurrió el pasado miércoles cuando la familia falleció tras presuntamente intoxicarse con un calentador de gas.
La familia que falleció trágicamente en el municipio de Juárez, tras presuntamente intoxicarse por dejar prendido un calentador de gas, vivió sus últimos momentos de vida en diferente lugares de Nuevo León, así como también disfrutaron de la Navidad y Año Nuevo con familiares.

Este lamentable hecho ha consternado a vecinos, incluso una vecina fue testigo, pues al momento de percatarse del olor a gas entró a la casa y vio a los padres y niños tirados en el suelo.
En entrevista para la plataforma MILENIO-Multimedios, Bertín Bautista, el hermano del fallecido, comentó que la pareja se conoció en San Luis Potosí, de donde son originarios, para luego llegar a Monterrey en busca de trabajo, con más de 7 años de relación.

En la “Ciudad de las Montañas” tuvieron a dos pequeños, Luis y Fernando, a quienes cuidaba Floriana en su casa mientras que atendía su pequeño negocio de golosinas, sin embargo, era una mujer muy reservada y no tenía mucha comunicación con los habitantes del sector.

Antes de los lamentables hechos, Flor publicó algunas fotografías en sus redes sociales.

Flor y Luis, acompañados de sus pequeños hijos, disfrutaron de una rosca por el Día de Reyes el pasado 6 de enero dentro de su casa, lo cual decidieron compartir en redes sociales.
La familia también visitó el Paseo Santa Lucía en Monterrey por el mes de agosto, donde ambos se muestran felices, acompañados de sus hijos que cargaban en sus brazos.

Floriana y Luis Bautista, ambos de 30 años, encendieron un calentador ante el fuerte frío que hacía en su casa en Nuevo León, sin imaginar que terminaría en una tragedia, pues murieron junto a sus hijos pequeños intoxicados.

​Vecina encontró a la familia intoxicada
En entrevista para la plataforma MILENIO-Multimedios, una vecina, quien presenció los hechos, contó desconsoladamente cómo se dieron cuenta de los cuerpos.

“Estaba con mis niños, viene su hermano bien alterado, me decía que su hermano no despertaba, tenía espuma en la boca, me dio mucho miedo, fuimos y moví al señor, estaba tieso, me salí corriendo, el niño estaba tirado en el piso, le hablamos a otro vecino y nos dimos cuenta de que era gas, abrimos todas las ventanas y llegó Semefo”.
Familia tenía un negocio de snacks
De acuerdo a los vecinos, Luis Bautista, padre de la familia, trabajaba en una empresa de la localidad, mientras que su esposa Floriana Bautista, tenía un negocio de snacks en la colonia Residencial San Cristóbal, en el cual incluso tenía servicio a domicilio.

Aunque el matrimonio no convivía mucho con ellos, los conocían por su negocio y sus ganas de salir adelante.


Posted

in

by

Tags:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *