El hongo oral es el causante de una infección bucal habitual

La candidiasis oral es una infección fúngica que produce dolorosos puntos blancos en la lengua. No obstante, en algunos casos no aparecen puntos blancos sino úlceras rojas. La candidiasis oral puede ser un poco desagradable, pero no tenés por qué preocuparte: el hongo causante de esta infección se puede tratar y, mejor aún, prevenir. Te contamos lo que tenés que saber sobre el tratamiento de la candidiasis oral.

Síntomas de la candidiasis oral
¿Dudas sobre si lo que ves en tu boca es candidiasis oral? Estos son algunos de los síntomas que podés observar:

Manchas blancas dolorosas en la lengua o el interior de las mejillas
Ocasionalmente, en lugar de manchas blancas puede haber úlceras rojas
Sangrado leve de las ampollas al comer o cepillarte los dientes
Hongos en el velo del paladar, las encías, las amígdalas o el fondo de la garganta
Sensación de algodón en la boca
Pérdida del gusto
Causas de la candidiasis oral
La candidiasis oral se origina por un hongo llamado Candida (como habrás adivinado, de ahí su nombre). Este hongo se transmite más fácilmente a personas con una inmunidad deprimida o suprimida, como niños y ancianos o personas con trastornos del sistema inmunológico. Quienes llevan dentadura postiza, toman ciertos medicamentos, o padecen síndrome de boca seca o diabetes también son más susceptibles de sufrir candidiasis oral.

Remedios de la candidiasis oral
La mejor forma de abordar la candidiasis oral es pedir al médico la prescripción de algún medicamento antifúngico. Si buscás remedios caseros, podés probar varios para intentar controlar la infección.

El yogur sin azúcar puede ayudar a regular los niveles de bacterias saludables que están presentes en la boca y combaten la infección de forma natural.
Intentá tomar cápsulas o líquidos de acidophilus. Al igual que el yogur sin azúcar, el acidophilus puede ayudar a restaurar las bacterias normales de la boca. Podés encontrarlo en establecimientos de alimentos naturales y muchas farmacias.
Usá un cepillo de dientes suave para evitar raspar las llagas.
Evitá el enjuague bucal hasta que la infección haya desaparecido. Además de picar, el enjuague bucal puede secar la boca, lo que podría empeorar la infección.
Prevención de la candidiasis oral
¿Cómo podés prevenir un brote de candidiasis oral? Seguí estos pasos para reducir el riesgo de desarrollar candidiasis:

Practicá una buena higiene oral. Cepillate los dientes dos veces al día, usá hilo dental a diario y visitá regularmente al dentista (sobre todo si padecés diabetes o llevás dentadura postiza).
Revisá tu dentadura. En primer lugar, asegurate de que la dentadura postiza encaja bien y no produce ninguna irritación, y retirala siempre por la noche para dejar reposar las encías. Preguntá al dentista cuál es el modo óptimo de limpiar tu tipo de dentadura postiza, y no olvidés hacerlo todos los días.
Limitá el azúcar y los alimentos que contienen levadura.Los alimentos que contienen azúcar y levadura pueden favorecer el crecimiento del hongo Candida. Para mantener a raya la candidiasis oral, intentá tomar menos alimentos que contengan azúcar y levadura como el pan, la cerveza y el vino.
Encontrar la causa primera de la candidiasis oral puede llevar algún tiempo. Una vez conseguido, hay muchas formas de evitar que se repita. Aliate con tu odontólogo para encontrar el tratamiento adecuado para vos y volverás a lucir una sonrisa segura.


Posted

in

by

Tags:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *