Título: Una guía completa para tratar el acné y cuidar la piel del rostro

Un día más, ves la televisión, hojeas revistas de moda o curioseas en redes sociales, y ves personas con piel “perfecta”, sin rastro alguno de granos ni puntos negros. Haces zoom, amplías la imagen de lo que ves en busca de alguna imperfección que te haga conectar con lo que sientes.

En un mundo lleno de filtros de belleza, las redes no son el mejor lugar para buscar respuestas. Porque el acné no es nada del otro mundo, ni algo malo, pero tendemos a ocultarlo bajo maquillaje y editores de fotos.

El acné aparece en cualquier etapa de la vida y lo hace de muchas formas distintas, pero en cada una de ellas hay un elemento común: el acné no define quién eres.

Tipos de acné: una guía básica
Cierra los ojos e imagina a alguien con acné, ¿qué ves? ¿Pequeños bultos blancos? ¿Puntos negros en la nariz? ¿Una piel roja llena de granos e imperfecciones?

El acné no tiene una única manifestación; es una afección causada por múltiples factores y que se presenta de manera diferente en cada persona. Es por eso que tus lesiones de acné pueden ser muy diferentes a las de tu mejor amiga, hermana o pareja.

Seguro que muchas veces has escuchado el término “brote de acné” para describir diversos tipos de lesiones, pero no siempre es la descripción correcta. No todos los tipos de acné se manifiestan como brotes ni tienen la apariencia a la que estamos acostumbrados.

Vamos a empezar por lo primero, los poros de tu piel se obstruyen (y causan acné) por diversas razones:

Un exceso en la producción de sebo.
Bacterias.
Cambios hormonales.
Acumulación de células muertas de la piel.
Pelos enquistados.


Posted

in

by

Tags:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *