Un tiktoker construye un sarcófago que pesa más de 1,300 kilos para conservar una bolsa de Cheetos

Un tiktoker de 28 años construyó un sarcófago de hormigón que pesa más de 1,300 kilos para enterrar una pequeña bolsa de Cheetos Flamin’ Hot y concervarla “para que las futuras civilizaciones”.

El usuario @Sunday.nobody es un artista de memes. Sus obras incluyen el “Manuscrito religioso del siglo XXI” —que en realidad es una transcripción de la película de “Shrek” escrita por un robot— y un laberinto en el que dibuja a la abeja de “Bee Movie”.

El joven grabó el proceso de elaboración del sarcófago y lo publicó en TikTok, donde en apenas dos días ha sumado más de 10 millones de visualizaciones.

El creador, que pidió a Business Insider no utilizar su nombre real, construyó el sarcófago desde cero, incluyendo su diseño.
“21 kilos de hormigón y un montón de moretones después”, dejó secar el sarcófago y la lápida durante un mes y medio.

Después, utilizó una plancha y un mazo para retirar la moldura, tiñó la caja de negro y utilizó su coche para darle la vuelta a la lápida de 400 kilos, rompiendo la mesa en la que trabajaba mientras lo hacía.

Como toque final, grabó con placas de oro los ingredientes de los Cheetos Flamin’ Hot en la lápida.

En total, se gastó cerca de 1,200 dólares, contó a Business Insider. Financió el proyecto ahorrando dinero en su trabajo como animador de eventos.

Llevaba dos años ahorrando dinero cuando se dio cuenta de que a lo que se dedicaba no le hacía feliz. Así, decidió comprar herramientas de talles y material artístico, “porque no hay nada más en lo que quiera gastar mi dinero. No quiero ropa ni un coche ni nada de eso”.

Ahora, prefiere centrarse en proyectos artísticos extravagantes y divertidos que en obras vendibles.

“Prefiero venderme a mi trabajo, que vender mi trabajo a la gente”, afirmó. “No quiero ser un vendedor”.

Puede parecer ridículo hacer un sarcófago de tales dimensiones para preservar una bolsa de Cheetos del tamaño de una mano. Sin embargo, @Sunday.nobody quería asegurarse de que la bolsa pudiera perdurar durante miles de años.
Es por ello que fundió la bolsa en resina, introdujo los Cheetos en el interior del ataúd con cables a prueba de terremotos y selló herméticamente la estructura.

@sunday.nobody.art

♬ original sound – Sunday Nobody Art


Posted

in

by

Tags:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *