Ana Martín: Al terminar una relación los hijos andan como pelota de fútbol, po…

Las declaraciones de la primera actriz Ana Martín siguen causando polémica y una vez más ha dado una poderosa razón para no arrepentirse de la decisión de no querer tener hijos.

La maternidad es el sueño de muchas mujeres, pero no el de la primera actriz Ana Martín, quien ha utilizado su cuenta de Twitter para dar otra poderosa razón para no arrepentirse de estar sola, ella afirma que al terminar una relación los hijos andan como pelota de fútbol, por eso no tuvo hijos y está de lo más feliz así, sin esa responsabilidad que no estaba dispuesta a asumir.

Varias son las críticas que se ha llevado la entrañable protagonista de “El Pecado de Oyuki” al hacer declaraciones sin tapujos acerca del matrimonio, de los hombres y de la maternidad, pues a sus 75 años dice estar orgullosa de no contar con un esposo y tampoco con herederos, Ana Martín siempre ha pensado que al terminar una relación los hijos andan como pelota de fútbol y no quería pasar por eso.

Ana Beatriz Martínez Solórzano es una actriz mexicana, conocida tan solo como Ana Martín, quien con más de 50 años en la actividad artística ha participado en varias películas y telenovelas, gracias a eso se ha ganado el cariño, respeto y admiración del público, pero también en las últimas semanas ha sido blanco de comentarios por su forma de pensar y de ver la vida.

Ana Martín desde muy joven tuvo claro sus objetivos de vida y definitivamente fueron el convertirse en una gran actriz, por lo que tuvo que renunciar a otras situaciones como la maternidad o el matrimonio, aspectos que jamás tuvieron mucho peso como anhelos en su lista que debía cumplir, ella solo quería destacarse en el ámbito profesional y lo logró.

Antes las jovencitas nos teníamos que salir de casa definitivamente de blanco y con la virginidad. Yo no salí de blanco pero sí me salí virgen porque quería seguir mi carrera, quería ser libre, pero hay que recordar que la libertad tiene un precio.

El precio que Ana Martín tuvo que pagar por renunciar al matrimonio, a la maternidad y por ser una mujer libre, es la soledad, misma que ella asegura saberla manejar a la perfección a sus 75 años, ha trabajado y se ha esfuerzo constantemente para mantenerse sola, eso no le asusta y tampoco hace que se arrepienta por sus decisiones de juventud por ir en busca de sus aspiraciones profesionales.

Para Ana Martín no existe el arrepentimiento por no haber tenido hijos, y es que ella ha declarado que sus relaciones amorosas jamás fueron tan largas o estables porque cuando se le acababa la pasión, los cortaba, no le gustaban los noviazgos serios, ni la estabilidad emocional, además de que jamás quiso que de tener hijos, sufrieran por una separación.

Para mí un hijo es un proyecto de vida, y al momento que terminas una relación los hijos andan como pelota de fútbol. Por eso decidí no tener hijos. Como no me quise casar ni tener hijos, el precio que debo pagar es que tengo que cuidarme sola, pero cuando ya no pueda, romperé mi cochinito y me iré a una casa donde los ricos mandan a sus viejitos

Estas declaraciones han causado mucha polémica entre sus seguidores y se han dividido entre quienes apoyan su decisión de no haber sido madre o esposa, pero hay quienes no concuerdan con sus ideales que han calificado como extremadamente feministas, pero Ana Martín no se deja afectar por esos comentarios, solo da testimonios de su vida.


Posted

in

by

Tags:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *