La limpieza de tus hijos habla más ti como mujer que tu pelo y uñas largas

La limpieza de tus hijos habla más ti como mujer que tu pelo y uñas largas
Tus hijos muchas veces te representan ante los demás, su higiene, su limpieza y su vestimenta hablan mucho más de ti de lo que te imaginas.
Cuando los pequeños llegan a tu , todo cambia, tus prioridades son ellos, centras tu atención en su cuidado, educación y en brindarles amor, por eso la limpieza de tus hijos habla más de ti como mujer que tu pelo y uñas largas, aunque suene un poco rudo.

Los hijos son como esos pequeñitos que te representan ante los demás, pues recuerda que son como esponjitas, todo lo aprenden de ti y actúan como te comportas, pero también hasta en su imagen te proyectas, su limpieza habla más de ti como mujer que tu pelo y uñas largas. A los hijos hay que traerlos bien vestidos, arreglados, limpios y muy bien cuidados, por supuesto, sin dejarte a un lado, ambos pueden lucir muy bien presentables, dando una buena impresión a quienes los rodean y sintiéndose bien.

Antes de tener hijos, como mujer te preocupas tanto de lucir muy bella, de comprar las mejores prendas para ti, de no salir a la calle sin maquillaje y de traer el cabello y las uñas en perfecto estado, pues sabes que tu imagen cuenta mucho. Pero cuando llegan los hijos, todo da un giro importante, las responsabilidades aumentan y por tanto, ya no tienes tanto tiempo para dedicarte a ti misma, para arreglarte muy guapa como antes e incluso tu físico, al sufrir cambios con la maternidad, comienza a desanimarte.

Sin embargo, esto no debería ser así, si quieres recuperar tu figura, te haces un espacio para hacer ejercicio, modificar tu alimentación, arreglarte para sentirte bien contigo misma, más que para agradarle a alguien más, para sentirte la madre más bella de la Tierra. Aunque hay un punto que muchas madres pasan por alto, al tener un hijo las prioridades también cambian y ahora tu atención debe centrarse en tu pequeño o pequeña hija, ellos son los que van primero que cualquier persona o cosa.

Con ellos es con quienes tienes que invertir tu energía y esfuerzo por traerlos bien aseados, con ropa limpia, con la cara impecable y unos zapatos boleados, pues eso siempre va a hablar muy bien de ti como mujer, por mantener a tus hijos impecables. Como madre debes entender que la vestimenta y limpieza de tus hijos habla más de ti como mujer que tu pelo impecable, uñas largas, tu ropa de marca o tu maquillaje profesional, los hijos van primero, no lo olvides.

Y no es por querer quedar bien con los demás o que te importe tanto la opinión de las personas, sino que, además es por la salud y bienestar de tus hijos, pues un pequeño con la ropa sucia, zapatos rotos y que no tiene buena higiene, puede adquirir bacterias del exterior. Es cierto que los niños se ensucian y tampoco se trata de prohibirles manchar sus prendas, pero otra muda de ropa en la maleta para después del juego no está de más, y no es necesario que vistan ropa cara, con que esté limpia, presentable y sea apropiada para su edad, con eso basta.

Y qué mejor que madre, hijos y el padre también se vean impecables, siempre teniendo esa limpieza y ese gusto de verse bien, no será para no dar de qué hablar, sino que es para ustedes mismos, para sentirse bien de cómo lucen como familia. Mujer, no te descuides, no tiene nada de malo que te guste vestir bien, traer unas uñas radiantes, un cabello de envidia, pero también ocúpate de que tus hijos luzcan como príncipes de una reina como tú.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2024 My Blog - WordPress Theme by WPEnjoy