Este hombre clona y planta los árboles más grandes del mundo para evitar su extinción

Cada año millones de hectáreas de bosques perecen a causa de 1nc3nd10s, además de los animales, los árboles sufren las consecuencias del fu3g0. Dando como resultado a miles de especies de flora o fauna en peligro de extinción.

¿Te imaginas a un mundo sin bosques? En la actualidad, esa es una pregunta que nadie debería hacerse, sin embargo, es un hecho que tiene potencial de convertirse en realidad.

David Milchard emprendió una iniciativa sumamente ambiciosa, se enfocó en reforestar gracias a la genética, básicamente replicó algunas características de diversas especies para multiplicarlas.

El proyecto es un esfuerzo en conjunto y familiar, una de sus prioridades era clonar árboles de Redwood o secuoyas (considerados como los más grandes del mundo), una especie que puede vivir por miles de años y que llega alcanzar los 100 metros de alto y los 8 de ancho.

Este tipo de árboles están en los parques nacionales de California, Estados Unidos y hace muchos años abundaban, hay evidencia fotográfica de mineros posando a su lado que muestra su inmensidad.

La fiebre de oro en el siglo pasado, la explotación de recursos y el calentamiento global han sido los culpables de la disminución de los secuoyas rojos.

Presenciando la crisis a la que se enfrentaban los bosques, David Milchard empezó a crear clones de los árboles de Redwood en 1994. Para lograrlo, ellos escogen tacones de Secuoya y los crían durante dos años y medio. Después de esto, los plantan en el refugio forestal Presidio, ubicado en San Francisco, Estados Unidos.

Su inicitiava busca salvar, proteger y cuidar a los árboles de la tierra, además de que los beneficios de preservar a estos enormes árboles son más de los que puedes imaginar, por ejemplo, puede almacenar mayor cantidad de carbono y producir más oxígeno.

Con más de 40 años de experiencia en reforestación, Milchard se siente confiado en causar un impacto positivo con su proyecto y ahora fundación Archangel Ancient Tree Archive.

El objetivo es propagar, recolectar y replantar secuoyas, además de querer una mayor diversidad en los bosques y tener la oportunidad de que algo así se extienda a otras partes del mundo.

Su misión se divide en tres puntos importantes: propagar los árboles viejos antes de que se extingan; archivar la genética de estos en bibliotecas vivas para las futuras generaciones y refosterar la Tierra con la descendencia de las muestras de los árboles antiguos.

La familia Milchard es la principal encargada de la fundación pero también cuentan con el apoyo de otros colaboradores.


Posted

in

by

Tags:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *