Niño de 2 años gasta $10,000 en pizzas y helado mientras su papá dormía

Niño de 2 años gasta $10,000 en pizzas y helado mientras su papá dormía

El hombre narró la travesura de su hijo en Twitter y rápidamente se volvió viral.
Cuando tienes a niños pequeños en casa sabes que las travesuras están a la orden del día y en un parpadeo, todo puede estar patas arriba. Algunas de las fechorías más comunes son rayas las paredes o echar cosas al inodoro. Sin embargo, en esta época donde la tecnología está en todas partes, resulta inevitable que los niños hagan travesuras con algo relacionado a eso. Los celulares suelen ser los aparatos a los que tiene mayor acceso, por lo tanto, la variedad de diabluras que pueden hacer ahí son muchas.

Esto es justo lo que le pasó a un hombre de Buenos Aires, Argentina. Hace unos días, despertó para encontrar la gran sorpresa que su hijo de dos años le había preparado: un gasto de 10 mil lucas en comida.

El padre relató el hecho en su cuenta de Twitter , y explicó que su hijo lo despertó gritándole que había una moto afuera de su casa. Ante esto, el hombre decidió analizar la situación y se dio cuenta de que efectivamente, afuera de su casa había un repartidor esperando entregarle un paquete.

Al parecer, esto ocurrió porque el pequeño despertó con mucha hambre y decidió satisfacer su antojo.
De acuerdo con el hombre, su hijo le pidió su celular para ver videos de cierta caricatura que involucra a cerdos rosados. Luego tomaría una siesta. Al igual que cualquier padre moderno, accedió. Le dio el celular y cuando el niño cayó rendido, el hombre aprovechó para tomar una siesta también.

Lo que no esperaba era que el niño de dos años, que aún no puede hablar bien; pudiera pedir tanta comida por sí solo. Sin embargo, gracias a la facilidad que tienen los celulares y aplicaciones ahora; ese pequeño pudo ordenar alimentos a través del equipo.

El recuento de los daños quedó en un cargo a la tarjeta por 10 mil pesos argentinos, que equivalen a 55 dólares estadounidenses.
A cambio, el hombre y su hijo recibieron dos pizzas, un sándwich de queso y jamón, una soda de aproximadamente dos litros y helado de almendras. Además de la cantidad de comida, la razón por la que la cuenta creció tanto fue que el niño pidió de una pizerría llamada Astral, que es la más cara de la región.

Esta curiosa historia se volvió viral en redes sociales de inmediato. Y aunque el padre solo quería compartir la graciosa anécdota con la comunidad de Twitter, pronto le llovieron las críticas. La mayoría de los usuarios lo llamaron mal padre por haber dejado a su hijo con un teléfono celular y sin supervisar. Ante esto, el hombre se dio a la tarea de aclarar varias cosas y señalar que es fácil decirle a otros como educar a hijos ajenos; pero en la práctica, nadie es un padre perfecto.

Aseguró que su hijo tiene muchos juguetes, libros, colores, etc. para entretenerse y que en ningún momento le ha faltado algo. Sin embargo, al igual que cualquier otro niño, disfruta de ver dibujos animados. El celular facilita esa tarea, más que una televisión, al menos para él. Así que tarde o temprano el infante podría acceder a otras ventanas.

Ante esto, le hicieron la recomendación de poner contraseñas a cada aplicación para evitar que el niño ingresara a otras cosas que pudieran causar daños mayores. Como muchos saben, las aplicaciones de comida guardan el domicilio y datos bancarios y muestran imágenes de cada platillo. Así que el niño solo tuvo que seleccionar lo que quería y esperar a que llegara a casa. Finalmente el hombre mencionó que había desinstalado esas aplicaciones.

Por fortuna, el hombre se tomó con humor la situación y tanto padre e hijo se divirtieron con eso.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2024 My Blog - WordPress Theme by WPEnjoy